El aumento del estrés y la fatiga tienen un impacto negativo en el funcionamiento de todo el cuerpo. Pueden contribuir a una variedad de síntomas somáticos, incluidos los cardiovasculares y cardíacos. La neurosis cardíaca es un término coloquial para este tipo de dolencias. Puede confundirse con una enfermedad cardíaca grave, como un ataque al corazón. ¿Qué es la neurosis cardíaca, qué síntomas provoca y cómo tratarla?

¿Qué es la neurosis cardiaca?

La neurosis cardíaca, también conocida como síndrome de Da Costa , astenia neurovascular o corazón de soldado, es un término para la aparición de un conjunto de dolencias específicas, principalmente relacionadas con el sistema cardiovascular. Estos síntomas, sin embargo, no tienen una enfermedad subyacente real dentro del corazón o los vasos sanguíneos, son de origen mental (psicogénico). 

La neurosis cardíaca es un término antiguo para los trastornos de ansiedad paroxística y/o generalizada. 

Curiosamente, se estima que incluso en 1/3 de las personas que consultan a un médico con síntomas del sistema cardiovascular, la aparición de estas dolencias está asociada con trastornos mentales.

Accede a estas otras útiles guías

Neurosis del corazón – causas

Las causas de la neurosis cardíaca no se comprenden completamente. Lo más probable es que la aparición de los síntomas de esta enfermedad se deba a una actividad excesiva del sistema nervioso autónomo (el llamado sistema simpático, que estimula al cuerpo a actuar en situaciones de estrés) y a alteraciones en el funcionamiento del sistema endocrino – demasiada actividad de la corteza suprarrenal, que produce cortisol, la hormona del estrés. 

Varias situaciones estresantes que el individuo experimenta en su vida pueden conducir a las irregularidades antes mencionadas. Los ejemplos son:

Sin embargo, en la mayoría de los casos, el desarrollo de la neurosis cardíaca es causado por el estrés diario crónico relacionado, con problemas económicos, incertidumbre, carga de trabajo, problemas con la salud propia y de los seres queridos, y problemas en las relaciones familiares. En individuos susceptibles, tal estrés crónico puede sobrecargar la psique. Entonces, el cuerpo puede reaccionar provocando síntomas somáticos. 

Las personas sensibles, centradas en su salud, propensas a la preocupación y con dificultades para afrontar el estrés, están particularmente predispuestas a la neurosis cardiaca.

Neurosis del corazón – síntomas

Los síntomas observados e informados por el paciente en el curso de la neurosis cardíaca son similares a los de las enfermedades del sistema cardiovascular. Sin embargo, no se observan alteraciones en las pruebas complementarias (ECG, pruebas de laboratorio y pruebas de imagen). Los síntomas típicos de la neurosis cardíaca son:

  • dolor en el pecho, generalmente ubicado cerca del lado izquierdo (donde está la punta del corazón). Es de naturaleza espinosa, está estrechamente ubicado en un lugar y no cambia según la posición del cuerpo. Esto lo distingue del dolor de una enfermedad cardíaca, donde el dolor generalmente se ubica detrás del esternón, es difuso y es aplastante y ardiente
  • disnea
  • sentir su corazón latiendo rápido
  • palpitaciones: una persona con neurosis cardíaca puede sentir un latido cardíaco irregular
  • mareo
  • aumento de la sudoración
  • sentirse ansioso y ansioso por su propia salud: ocurre especialmente en momentos de dolor en el pecho, dificultad para respirar y latidos cardíacos acelerados
  • aumento de la fatiga
  • manos temblorosas/cuerpo entero
  • problemas para dormir

En el caso de la primera aparición de los síntomas anteriores, especialmente en lo que respecta al sistema cardiovascular (dolor en el pecho, dificultad para respirar), vale la pena consultar a un médico, porque los problemas cardíacos pueden ser el origen de los síntomas.

La neurosis cardíaca no tratada también puede conducir a la aparición de trastornos mentales.

Neurosis del corazón – diagnóstico

El diagnóstico y tratamiento de la neurosis cardiaca lo realiza un psiquiatra, psicoterapeuta y psicólogo. Para determinar que la fuente real de los síntomas informados son los trastornos mentales, en primer lugar, se deben excluir las enfermedades somáticas (relacionadas con el sistema cardiovascular ). Para este propósito, es necesaria la consulta con un cardiólogo. Sin embargo, por lo general, antes de que una persona que padece neurosis cardíaca acuda a un psiquiatra, ya tiene un historial de numerosas visitas a especialistas y al servicio de urgencias del hospital. 

Si las pruebas no detectan anomalías, lo más probable es que la fuente de las dolencias informadas sea la neurosis. 

Para establecer el diagnóstico, también puede ser útil tener una entrevista sobre situaciones estresantes en la vida del paciente, así como sobre el funcionamiento cotidiano y las circunstancias en las que aparecen los síntomas anteriores. 

Neurosis del corazón – tratamiento

Tanto la farmacoterapia como la psicoterapia son aplicables en el tratamiento de la neurosis cardiaca. Si los síntomas son leves, un cambio de estilo de vida puede ser suficiente: introducir actividad física, modificar la dieta, garantizar un sueño adecuado, usar técnicas de relajación y tomar vacaciones. 

Entre los medicamentos que se utilizan se encuentran los antidepresivos, los cuales deben tomarse regularmente durante un cierto período de tiempo. Además, los sedantes, principalmente las benzodiazepinas, se utilizan de forma ad hoc . Se recomiendan en caso de síntomas graves que dificulten el funcionamiento. 

Las benzodiazepinas solo se pueden usar por un corto tiempo debido a su potencial adictivo.

En presencia de taquicardia, se recomienda tomar bloqueadores beta. 

La farmacoterapia para los trastornos de ansiedad es solo un complemento. Lo más importante es la ayuda de un psicólogo y psicoterapia . Están dirigidos a trabajar a través de eventos difíciles del pasado y adquirir mecanismos y habilidades para lidiar con el estrés y los desafíos en la vida cotidiana. 

Los síntomas cardiovasculares que surgen de los trastornos neuróticos son un problema relativamente común. Su aparición aumenta el temor por la propia salud, lo que obliga a visitas frecuentes al médico y dificulta el funcionamiento cotidiano. En el caso de la neurosis cardíaca, es importante la ayuda profesional, que te ayudará a lidiar con tus propios problemas y superar tu ansiedad.