Descubra cómo tratar la fibromialgia y asegure más salud y calidad de vida para disfrutar de los momentos en familia.

Dolores corporales, dificultad de concentración y olvido. Estos son los síntomas clásicos de la fibromialgia. Este problema de salud debe ser controlado para que no evolucione con rapidez y comprometa aún más el organismo. Por lo tanto, hay varias formas de tratar la fibromialgia.

Las causas de la fibromialgia están relacionadas con varios factores. Como la genética, los traumas físicos o psicológicos, las enfermedades autoinmunes, el sedentarismo, los trastornos del sueño y la depresión. Pero, aunque estos son puntos comunes en el origen de la enfermedad, no hay consenso sobre su aparición.

Por lo tanto, el diagnóstico se realiza según los informes del paciente y las pruebas de palpación de las zonas dolorosas del cuerpo.

Accede a estas otras útiles guías

Para prevenir o reducir los efectos de este problema, hemos preparado esta guía con consejos sobre cómo tratar la fibromialgia, además de mostrar su diferencia con la fatiga crónica.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la fibromialgia?

La fibromialgia tiene, además de causas comunes, algunos factores agravantes que aumentan las posibilidades de su aparición.

Consulte los principales factores de riesgo de la fibromialgia:

  • Sexo: la fibromialgia tiene una mayor prevalencia en las mujeres que en los hombres;
  • Antecedentes familiares: los miembros de la familia que tienen el problema, especialmente los de primer grado, aumentan las posibilidades de que otros miembros de la familia lo padezcan;
  • Artritis reumatoide o lupus: estas enfermedades aumentan el riesgo de que la fibromialgia se instale en la salud de una persona.

¿Cuáles son los principales síntomas de la fibromialgia?

Antes de saber cómo tratar la fibromialgia, lo ideal es comprender que sus síntomas pueden ser incluso similares a los de otras enfermedades agudas y crónicas.

Conozca los principales síntomas de la fibromialgia:

  • Dolor generalizado: dolor en todo el cuerpo, que se manifiesta como si la persona hubiera sufrido algún golpe o lesión;
  • Dificultad cognitiva: no ser capaz de prestar atención, no concentrarse en tareas que requieren concentración y organización, y «torpeza» en la forma de expresarse;
  • Dolor de cabeza: los dolores de cabeza inusuales y persistentes son síntomas comunes;
  • Hormigueo en manos y pies: la enfermedad ataca principalmente a los huesos y los músculos
  • Palpitaciones: esta sensación de que el cuerpo y el corazón laten con fuerza, parecida al nerviosismo, es otro signo de este problema;
  • Olvido: es una de las formas en que se manifiesta la fibromialgia.

¿Cuál es la diferencia entre la fibromialgia y la fatiga crónica?

Aunque la fibromialgia y la fatiga crónica tienen síntomas similares, son problemas diferentes que requieren tratamientos únicos para cada caso.

La fibromialgia es una enfermedad reumatológica que ataca a los huesos y los músculos, dejando los tendones y los tejidos musculares rígidos y doloridos, aunque no haya inflamación. Los otros síntomas que son comunes en los casos más graves de este problema son la depresión, el estrés y la fatiga física.

La fatiga crónica es una condición neurológica y mental que ataca tanto al cuerpo como a la mente, dejándolos extremadamente cansados. Las consecuencias de esta afección son rigidez y falta de fuerza, deterioro de la concentración y la memoria, y fiebre.

¿Cómo tratar la fibromialgia?

La fibromialgia requiere la intervención de especialistas médicos para su tratamiento. Pueden recomendar cambios en el estilo de vida o recetar medicamentos.

Ejercicio

El ejercicio regular ayuda a reducir y retrasar los efectos de la fibromialgia en el cuerpo y la mente. Además de darle una mejor calidad de vida, evitar el estrés y la depresión.

Comer bien

Comer alimentos saludables ayuda mucho a regular el funcionamiento del organismo. Además, las frutas, verduras y hortalizas, así como otras comidas del tipo, garantizan vitaminas esenciales para el organismo, ideales para responder a la pregunta de cómo tratar la fibromialgia.

Utilizar la medicación

Se pueden recetar antidepresivos, relajantes musculares y otros tipos de medicamentos para tratar la fibromialgia. Especialmente, cuando la gravedad del problema es mayor.

Hacer sesiones de acupuntura

Este antiguo método de tratamiento del dolor corporal ayuda a aliviar el estrés físico y mental causado por la fibromialgia.

Por lo tanto, dormir bien, relajarse, tener actividades y aficiones placenteras, leer, ver películas, tomar el sol, son también medios de cómo tratar la fibromialgia. Al final, los buenos hábitos diarios son una forma de disminuir los efectos de esta enfermedad y asegurar el bienestar.