¿Qué hace que el amor dure? Diferentes investigadores de diferentes disciplinas académicas han examinado la cuestión a lo largo de los años.

Con base en la evidencia de diversas investigaciones, se han identificado algunas de las estrategias más utilizadas para que una pareja permanezca unida:

Manejo de conflictos

Las parejas que quieren permanecer juntas encuentran una manera de resolver sus diferencias, ya sea mediante compromisos, acomodaciones, aceptar la forma de ver las cosas de su pareja, estar de acuerdo en no estar de acuerdo o disculparse. Aquellos que se niegan a comprometerse tienen menos probabilidades de permanecer juntos.

Perdón

Hay muchos estudios, libros y comedias románticas que ensalzan la importancia del perdón en una relación. Si perdonas de forma frecuente, llega un momento en que no es bueno para tu relación porque alguien se está aprovechando de ti. Eso en realidad puede erosionar la salud mental.

Accede a estas otras útiles guías

Sacrificio

La voluntad de renunciar al interés propio y las actividades deseadas por el bien de una pareja o una relación es un aspecto importante para mantener las relaciones. Pero esto debe venir de ambos lados. En realidad, cada uno de nosotros quiere un equilibrio en los sacrificios. A la gente tampoco le gusta sobre-beneficiarse en una relación.

Ayuda mutua

Los académicos llaman a esto «facilitación«. Puede incluir ayudar a la otra persona de manera significativa a hacer planes, completar tareas, lograr metas o administrar su tiempo. Y a menudo conduce a la interdependencia, ya que los socios comienzan a coordinar su comportamiento para tratar de lograr sus metas más grandes a largo plazo.

Aliviar el estrés del otro

Los problemas en el trabajo, las crisis financieras o los dramas familiares pueden separar muy fácilmente a una pareja. Las parejas que pueden responder al estrés del otro de una manera que lo tranquiliza en lugar de exacerbarlo, tienden a ser más capaces de sobrellevar los momentos más estresantes.

Independientemente de lo que estés experimentando en tu vida matrimonial, siempre encontrarás soluciones a tu alrededor. La ayuda de amigos o personas de confianza, sesiones de terapia de pareja o visitas a un psicoterapeuta son acciones a las que puedes dirigir tu atención si sientes que lo que vives con tu pareja no es lo que te llena.