Con la compatibilidad del zodíaco, hay ciertos signos que encajan muy bien con otros. En este caso, hay cinco signos del zodíaco que son almas gemelas de Escorpio, según la astrología.

Las almas gemelas necesitan tener una combinación de cosas en común para poder relacionarse entre sí. Las almas gemelas también tendrán diferencias astrológicas que también se complementarán entre sí.

Los escorpio nacen entre el 23 de octubre y el 21 de noviembre, justo en pleno otoño. La astrología proporciona una gran idea de quién podría ser un alma gemela potencial para usted según su elemento, personalidad y estación del año.

Estos atributos astrológicos describen la personalidad, actitud, tendencias y patrones de Escorpio.

Accede a estas otras útiles guías

Almas gemelas del signo del zodíaco Escorpio

Los escorpio pueden ser intensos e intimidantes, por lo que necesitan estar con una persona que ame este lado de su personalidad y que pueda comprender que detrás de su fachada misteriosa hay una persona emocional y profundamente cariñosa.

Tener una idea de quién podría ser el alma gemela de Escorpio puede ahorrarles a ellos y a sus parejas potenciales mucho dolor durante la etapa de llegar a conocerte de una relación. Los escorpio necesitan a alguien que sea paciente y pueda manejar su lado oscuro, al mismo tiempo que los impulse a iluminarse un poco.

Y es por eso que estos cinco signos del zodíaco son almas gemelas perfectas para Escorpio.

Tauro (20 de abril – 20 de mayo)

Escorpio y Tauro son signos hermanos, lo que significa que se encuentran exactamente opuestos entre sí en el calendario zodiacal. Los signos hermanos son opuestos en muchos sentidos, lo que los convierte en el complemento perfecto el uno para el otro.

Por ejemplo, Escorpio está regido por el planeta Marte, el dios de la guerra, así como por Plutón, y Tauro está regido por Venus, la diosa del amor. Estos opuestos, cuando se combinan, pueden crear una hermosa unión de afirmación y amabilidad.

Estos dos pueden aprender uno del otro: Tauro puede ayudar a suavizar los bordes de Escorpio, y Escorpio puede evitar que Tauro se convierta en un felpudo.

Estos signos del zodíaco también tienen puntos en común que demuestran el potencial del alma gemela. Ambos son signos fijos, nacidos a mitad de sus estaciones.

Su modalidad fija significa que Tauro y Escorpio se mantienen firmes en sus compromisos y valores. Esto permitirá una relación muy comprometida y duradera. Pero tenga cuidado, porque también puede hacer que estos dos se vuelvan muy tercos en una discusión.

No obstante, Escorpio como signo de agua es muy sensible a las emociones. Mientras que Tauro, como signo de tierra, ve la lógica con claridad. Ser conscientes unos de otros y de ellos mismos puede permitirles resolver conflictos con cuidado.

Cáncer (21 de junio – 22 de julio)

Escorpio y Cáncer son signos de agua, lo que los hace estar bien en sintonía con sus propias emociones y las de los demás. Esto los hará sensibles el uno con el otro. Se sienten más cómodos expresando sus sentimientos más profundos porque saben que el otro los entenderá.

Cáncer es un signo cardinal, por lo que les gusta comenzar cosas, proyectos e ideas nuevas, mientras que Escorpio, fijo, puede ayudarlos a seguir adelante.

Los cánceres son muy cariñosos, algo que el temperamental Escorpio necesita, incluso si no lo admiten. Simbolizados por un cangrejo, Cáncer, y un escorpión, Escorpio, ambos entienden lo que es tener un exterior duro para proteger su interior más suave.

Esta comprensión que tienen el uno del otro permite que Escorpio y Cáncer no necesiten que su exterior duro y protector salga a la luz el uno frente al otro.

Virgo (23 de agosto – 22 de septiembre)

La sensibilidad de Escorpio combinada con la atención al detalle de Virgo puede hacer de estos dos una pareja muy considerada.

La mutabilidad de Virgo les permite adaptarse a la mente enfocada de Escorpio. Ambos son signos del zodíaco muy ingeniosos, lo que los convierte en la pareja poderosa de cómplices en el crimen, incluso si usan su inteligencia para el bien.

Virgo está regido por el planeta Mercurio, el dios de la comunicación, por lo que sabrán adentrarse en la esquiva mente del misterioso Escorpio. La fuerza emocional acuosa de Escorpio puede ayudar a Virgo terrenal a salir de sus propios pensamientos y pensar más con sus entrañas que con sus mentes tambaleantes.

Ambos signos tienden a ser introvertidos. Ambos pueden dejar espacio a sus parejas cuando se les pide. Entienden la individualidad que necesitan, pero también disfrutan de estar solos, juntos.

Esta pareja es práctica y apasionada, lo que convierte a Virgo y Escorpio en un dúo amoroso y duradero.

Capricornio (21 de diciembre – 20 de enero)

Escorpio y Capricornio pueden ser ambos bastante cínicos. Juntos, disfrutan del humor negro y pueden tener discusiones filosóficas profundas sobre la vida.

Escorpio fijo puede ayudar al cardenal Capricornio a mantenerse concentrado y hacer realidad sus grandes ideas. Esta combinación es lenta, ya que es posible que ninguno de los dos quiera abrirse mucho al principio. Pero eso también significa que ninguno de los dos indaga demasiado al otro.

Cuando Escorpio y Capricornio finalmente se abran el uno al otro, encontrarán una conexión profunda entre ellos. Escorpio puede ayudar a Capricornio a estar más en contacto con sus sentimientos, mientras que Capricornio puede ayudar a Escorpio a ser más lógico en lugar de quedarse atrapado en sus tumultuosas emociones.

Capricornio está regido por Saturno y, por tanto, es muy espiritual. Esta espiritualidad, mezclada con las intensas emociones de Escorpio, puede crear un vínculo profundo entre ellos. Pueden ampliar la comprensión mutua de sí mismos y del mundo.

Piscis (19 de febrero – 20 de marzo)

Piscis y Escorpio, profundamente sensibles, pueden crear una relación amorosa y afectuosa. Ambos son signos de agua, por lo que son bastante inteligentes emocionalmente.

La vívida imaginación de Piscis puede ayudar al intenso Escorpio a ver el lado más alegre de la vida. Mientras tanto, Escorpio puede mantener a Piscis más arraigado a la realidad. Juntos, pueden tener los pies firmemente plantados en la tierra y la cabeza en las nubes, un equilibrio por el que más personas deberían aprender a esforzarse.

Escorpio y Piscis juntos en el amor es una unión intensamente emocional, que puede ser una fortaleza o una debilidad. Pero la adaptabilidad de Piscis y la fuerte intuición de Escorpio les ayudarán a sortear los caminos difíciles que se les presenten.

El apasionado planeta regente de Escorpio, Marte, combinado con el “planeta” regente de Piscis, Neptuno, regente de los sueños, hará de esta una relación amorosa y emocionante.

Colleen Fogarty es una escritora que cubre temas de cuidado personal, astrología y relaciones.