Si estás saliendo con un Leo y sientes una chispa, quizás te preguntes si finalmente conociste a tu alma gemela.

Las personas nacidas bajo el signo solar de Leo, entre las fechas del 23 de julio al 22 de agosto, suelen ser muy carismáticas y diferentes a los demás. Leo es un signo del zodíaco expresivo, orgulloso y feroz, ¡uno que probablemente no olvidarás!

Leo suele ser más compatible con otros signos de fuego, pero un signo de tierra, agua o aire también puede ser una gran combinación para Leo.

Y, por supuesto, es importante recordar que su signo solar es sólo una ubicación en su carta natal. Al determinar la compatibilidad amorosa, tu signo de Venus es un aspecto particularmente importante a considerar.

Accede a estas otras útiles guías

Representado por el león, Leo nos inspira a liderar con el corazón y proteger ferozmente a quienes amamos.

Leo se siente más cómodo al frente del grupo y se siente cómodo marcando el ritmo para los demás. Es común que otros signos del zodíaco busquen dirección y consejo en Leo, y este signo del zodíaco se desempeña mejor en este papel.

Por supuesto, como cualquier signo del zodíaco, hay momentos en que los peores rasgos de Leo salen a relucir, como ser arrogante, dramático y agresivo, pero estos rasgos negativos nos enseñan tanto sobre Leo como los rasgos positivos.

Aunque hay momentos en los que Leo puede dejarse llevar por dramas personales o dejar que estar constantemente en la cima se le suba a la cabeza, siempre hay una lección en esos momentos que Leo está dispuesto a aprender. Leo quiere ser una mejor persona.

Leo es el signo zodiacal del liderazgo poderoso, el empoderamiento y la pasión. A los Leo les gusta marchar al ritmo de su propio tambor, tienen mucha confianza en quiénes son y no dejan que las opiniones de los demás los depriman.

El elemento de Leo es el fuego, junto con Aries y Sagitario. Como signo de fuego, Leo es intenso, magnético y celoso de corazón. Hay momentos en los que pueden brillar en el centro de atención y ser el líder nato que todos saben que son, y hay momentos en que este signo de fuego puede ser mandón y arrogante.

El planeta regente de Leo es el Sol, lo que sólo confirma aún más su papel como líder fuerte y agresivo. Un Leo enamorado es infinitamente romántico, apasionado y afectuoso.

Cuando se trata de almas gemelas, Leo busca alcanzar el estatus de pareja poderosa.

Y ya sea que tengas una relación seria con un Leo o sea algo más informal, todo lo que Leo quiere es mimar y ser mimado. Bueno, eso y atención.

Dicho esto, un poco puede ser de gran ayuda para Leo. Y si quieres una pareja que siempre te haga sentir especial y amado durante la fase de citas, Leo es tu signo.

Cuando Leo se propone tener una relación sana y amorosa basada en la igualdad, el respeto mutuo y el apoyo, puede resultar profundamente satisfactorio para ambos socios.

Signos del alma gemela leo

Ciertas cualidades hacen de Aries, Tauro, Géminis y Cáncer los mejores signos del alma gemela de Leo.

1. Aries (21 de marzo – 19 de abril)

¡Cue los fuegos artificiales! Esta pareja es electrizante, apasionada y ama ser el centro de atención. Cuando Aries y Leo están juntos, definitivamente hay una cualidad de estrella que los convierte en la pareja que todos quieren ser.

Si bien ambos signos del zodíaco tienden a ser mandones a veces, no hay nadie mejor para mantenerse al día con la energía eterna de Leo que Aries.

Tanto Aries como Leo son eternamente jóvenes, lo que puede generar mucha diversión y aventuras, así como muchas luchas de poder y pequeños desacuerdos.

Esta pareja prosperará si pueden ser honestos el uno con el otro y no dejar que las pequeñas cosas o sus ardientes personalidades definan su relación íntima. Aries y Leo son signos de fuego, lo que significa que estos signos del zodíaco tienen cualidades de alma gemela desde el comienzo de la relación.

Incluso si una relación romántica está fuera de escena, Aries y Leo siempre serán espíritus afines en el fondo, ya sea que salgan por mucho tiempo o no.

Dos signos de fuego en una relación pueden quemar las sábanas, además de ser la base de discusiones legendarias. Como una vela o una hoguera, esta relación debe manejarse y cuidarse con cuidado, para no sofocar la llama ni perder la chispa entre estos signos del horóscopo.

2. Tauro (20 de abril – 20 de mayo)

Esta relación consiste en sábanas de seda, música sensual y exceso de indulgencia personificados. Cuando Tauro y Leo se juntan y empiezan a salir, hay abundancia de sensualidad, amor y lujo.

¿Qué más puedes decir además del hecho de que estos dos signos del zodíaco simplemente hacen clic?

Leo sabe cómo hacer que Tauro se sienta especial y Tauro sabe cómo brindarle a Leo la atención que necesita, lo que significa que en una relación con estos dos signos del zodíaco no faltan el amor y el romance.

Esta pareja puede parecer una combinación hecha en el cielo, pero dos signos del zodíaco de voluntad fuerte pueden significar peligro y enfrentamiento.

Cuando el gran ego de Leo se encuentra con la terquedad de Tauro, puede haber interminables enfrentamientos. Dependerá de ambos signos del zodíaco bajar sus muros y dejar que sus lados más vulnerables tomen la iniciativa.

Tanto Tauro como Leo son signos fijos, lo que significa que el cambio y el compromiso pueden ser la parte más difícil de mantener viva esta relación. Recuerden que son ustedes dos contra el mundo y su romance resistirá la prueba del tiempo.

La pareja Tauro-Leo tendrá que trabajar activamente para mantener su terquedad al mínimo, si no por ellos mismos, al menos el uno por el otro.

3. Géminis (21 de mayo – 20 de junio)

¡Una pareja Géminis-Leo está llena de ambiciones infinitas! Ambos signos del zodíaco son eternamente jóvenes, lo que significa que esta relación de pareja se parece más a una cita de juego prolongada que a algo serio o adulto.

Esta pareja tiene un gran potencial para alcanzar el estatus de alma gemela porque Géminis puede identificarse con los sueños de éxito de Leo, y Leo admira mucho la mente creativa de Géminis.

Estos dos signos del zodíaco pueden incluso empezar como mejores amigos antes de explorar algo romántico.

La única vía principal en la que chocarán estos signos del zodíaco es cómo logran sus objetivos. A Géminis le encanta realizar múltiples tareas, pero puede volverse despistado fácilmente cuando suceden demasiadas cosas a la vez. Leo, por otro lado, puede estar tan hiperconcentrado en un objetivo que su visión de túnel puede dificultarle ver el panorama general.

Dado que a ambos signos del zodíaco les encanta mantenerse firmes (y harán todo lo posible para demostrarlo), puede haber muchas discusiones largas y prolongadas en esta pareja romántica.

Dicho esto, habrá infinitos buenos momentos en esta relación y las similitudes entre Géminis y Leo son abundantes. No será necesario hacer muchos compromisos ni adivinar a la hora de hacer planes, ya que Géminis y Leo siempre parecerán estar en la misma página.

Esta pareja tendrá mucha energía, aventura y felicidad.

4. Cáncer (21 de junio – 22 de julio)

¡Habla de polos opuestos! Cáncer y Leo pueden ser tan diferentes como el día y la noche, pero eso no les impide tener una vida feliz juntos.

Aunque Cáncer puede ser más un devoto orientado a la familia y Leo es más un ambicioso, lo que hace que esta pareja sea especial es el hecho de que hay tanta aceptación y respeto por lo que hace la otra persona. .

Leo aprende de Cáncer a mantenerse firme y vulnerable, y Cáncer aprende a salir de su caparazón y confiar en sus instintos de Leo. Juntos, estos signos del zodíaco son tan diferentes y tan similares, todos al mismo tiempo.

Cáncer está regido por la luna y Leo está regido por el sol, por lo que las diferencias entre estos dos signos del zodíaco son infinitas.

Ambos signos brillan mientras salen. Ambos gobiernan a su manera, pero como pueden ser tan diferentes entre sí, sus personalidades pueden ser la base de muchas discusiones y desacuerdos.

Juntar a un tradicionalista y uno que toma riesgos parece un gran no-no, pero tanto Cáncer como Leo persiguen los mismos objetivos en la vida, incluso si tienen su propia manera de hacerlo.

Esta pareja de polos opuestos ciertamente vendrá con una gran curva de aprendizaje, pero incluso los opuestos tienen la oportunidad de aprender unos de otros y hacer que una relación funcione.

Emily Ratay es una escritora de tiempo completo que vive en Pittsburgh. Le apasiona el medio ambiente y el feminismo, y sabe que todo es posible con el par de zapatos adecuados.